español

Otro fútbol es posible…en Bielorrusia

La historia del Partizan Minsk hay que escribirla por partes. En el año 2002 se fusionaron dos equipos de segunda línea de Bielorrusia, el Minsk Tractor Plant (MTZ) y el Instituto Repúblicano de Formación Profesional (RIPO), el primero de ellos contaba con 55 años desde su formación en 1947, apenas dos años después de concluir la 2ª Guerra Mundial. En el momento de la fusión el equipo comienza su andadura en tercera división hasta llegar a la primera división bielorrusa en el año 2004. Desde entonces fue un club tan peculiar y atípico en las gradas como, desgraciadamente, mal gobernado en la directiva. El oligarca Vladimir Romanov hacía y deshacía a su gusto en el club, pero cada vez contaba con mayor respuesta y organización por parte de la afición que difería en un aspecto clave de las del resto de país, era una afición con una fuerte impronta de izquierdas y antifascista. Así que en 2010 el bueno de Vladimir decidió abandonar el club a su suerte, retiró todos los patrocinadores y el club entró en quiebra técnica a comienzos del año pasado. Hablamos de un enfermo en estado terminal.

En Marzo del 2012, fruto de una campaña de solidaridad internacional orquestada por diversos grupos antifascistas alemanes, el club se refundó en lo más bajo del fútbol bielorruso con el nombre de Partizan de Minsk, nombre más que elocuente. Con el dinero de los propios aficionados y con la campaña efectuada en Alemania el club pudo comenzar la temporada con 24 jugadores, dos entrenadores, un médico y personas que están ayudando realizando todo el trabajo de oficina. El club ahora disputa la Minsk League, equivalente a la Regional. ¿Como se puede mantener el equipo económicamente? Los jugadores no cobran sueldo, sólo pequeñas primas cuando se puede. El médico del equipo, fanático del club realiza su labor por la cara. Los socios que hacen el “trabajo sucio” lo realizan por amor al arte y el entrenador es el único que cobra una nómina a final de mes, que se sufraga con la venta de material del equipo y de los aficionados y con donaciones.

El Partizan de Minsk va a realizar una gira del 15 al 23 de Marzo de este año por Alemania. Allí hay concertados amistosos con el Tennis Borussia Berlina, el Altona Victoria, el Sankt Pauli, el Rotern Stern Leipzig y el SV Babelsberg. La gira estará acompañada de actos informativos sobre el club en Berlín, Hamburgo, Rostock y Leipzig. El objetivo último es recaudar tantos fondos como sea posible para la viabilidad del proyecto en categorías más altas del fútbol bielorruso y para dar a conocer la cara combativa y rebelde del fútbol del este de Europa, la cara proletaria y antifascista de los aficionados del Partizan de Minsk.

¡QUE VIVA EL FÚTBOL REBELDE!

Gracias La Banda Izquierda